EL AIRE QUE NOS TOCA RESPIRAR

comentarios (0) 1,724




visitas

June 13, 2013

 

 

Es muy frecuente que escuchemos que el calentamiento global pone en riesgo a la Tierra y la población. Pero muchas veces no sabemos por qué. El calentamiento global está relacionado con las emisiones de gases del efecto invernadero. Estos gases retienen el calor del sol cerca de la superficie de la tierra y permiten la el desarrollo de la vida; el problema surge cuando las concentraciones de estos gases son muy elevadas y se recalienta la atmosfera causando el efecto invernadero.

En el aire existen sustancias contaminantes que pueden afectar a nuestro bienestar respiratorio, sobre todo a los más sensibles como pueden ser los niños y ancianos.

Entre esas sustancias presentes en el aire de nuestro entorno están el dióxido de azufre, los óxidos de nitrógeno, el ozono, el monóxido de carbono, el plomo y otras partículas.

El dióxido de azufre (SO2) tiene repercusión en la salud y el medio ambiente, procede de las industrias eléctricas y de las que quemas carbón o petróleo. Causa enfermedades respiratorias en niños y mayores; agrava enfermedades cardiacas y pulmonares  como el asma.

Los óxidos de nitrógeno forman parte del smog moderno, esa mezcla de humo y niebla que cubre nuestras ciudades. Proceden de los vehículos a motor y centrales eléctricas. Estas partículas penetran en las partes sensibles de los pulmones y pueden provocar o agravar enfermedades respiratorias, como la bronquitis o el asma.

El ozono está también en el smog, es  necesario porque absorbe la radiación ultravioleta pero la contaminación por ozono durante los meses de verano (con condiciones de sol y temperatura lata que permiten su formación) también puede agravar enfermedades pulmonares. Se forma por la reacción de las emisiones de los coches y centrales químicas en presencia de luz.

El ozono puede irritar las vías respiratorias, producir tos y empeorar el asma.

El monóxido de carbono es un gas venenoso que  se produce por combustiones incompletas, es decir, cuando el oxígeno no es suficiente para realizarla combustión. Suele proceder de la combustión de la gasolina, también humos de las cocinas o calentadores. Esta gas reduce la cantidad de oxígeno transportado porla hemoglobina. Causa náuseas y dolor de cabeza., pero las consecuencias en altas concentraciones pueden ser mucho peores.

El plomo también es un elemento tóxico. Lo encontramos en las pinturas de las casas, gasolina y batería de los coches… tiene efectos sobre la salud pudiendo afectar a los niños en crecimiento.

Comentarios

     

Pon tu comentario o pregunta.



*
Spray Nasal