FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PARA MEJORAR LA CONGESTIÓN NASAL

comentarios (0) 3,115




visitas

January 9, 2014

 

Estamos en las semanas más crudas del invierno. El frío, la lluvia, el viento o la nieve no nos dan tregua y como cada año con esta climatología también llegan los mocos. Los niños menores de 2 años son los que más los sufren puesto al no saber sonarse y se acumulan las secreciones y pueden provocar dificultad para respirar, fiebre, infecciones, neumonías, hospitalizaciones,…

Para ayudarles a eliminar estas secreciones mucosas, contamos con la ayuda de la fisioterapia respiratoria: facilita la expectoración, mejora la respiración y disminuye la cantidad de medicación, y, lo más importante, mejora la calidad de vida de los niños.

Está indicada siempre que haya acúmulo de secreciones, tos, ruidos en el pecho o pitidos. Lo más normal es que si el niño tiene mucho moco empiece a comer menos, se despierte por la noche, duerma peor, esté más cansado,…

Cuando el niño tiene moco solo en vías altas, como pasa en la mayoría de los casos, el fisioterapeuta enseñará a los padres a hacer lavados nasales por ejemplo con agua de mar, y con una sesión será suficiente. Si los mocos han bajado y están en el pulmón habrá que hacer varias sesiones para evitar complicaciones. Es muy importante que el fisioterapeuta ausculte al niño al inicio y al final de la sesión, para saber donde están esos mocos y aplicar unas técnicas u otras.

Sobre todo esta terapia beneficia a niños con problemas respiratorios, como congestión de vías altas,  bronquiolitis, bronquitis, neumonías, asma, niños prematuros (displasia broncopulmonar) o niños con hipersecreción bronquial.

También es muy importante que los padres aprendan a hacer lavados nasales ya que muchas veces así se puede prevenir que el moco baje al pecho o se vaya al oído provocando otitis o al ojo provocando conjuntivitis. Hay que dejar pasar 2 horas después de las comidas, porque no queremos que el niño vomite la comida, lo único que nos interesa es mover el moco y sacarlo.

Las técnicas para recuperar el bienestar respiratorio que se van a utilizar son diferentes, dependiendo de la zona del pulmón donde esté el moco utilizará unas u otras. Las personas que colaboran (padres), hacen los ejercicios que luego tendrán que repetir en casa y se les facilita material para que lo hagan por lo menos una vez al día.
Como higiene que podemos todos tener en cuenta en estos casos de acumulación de moco:

Beber agua abundante, hacer lavados nasales más a menudo, colocar el cabecero de la cama a 30º de inclinación para que respiren mejor, lavarnos las manos con frecuencia ya que muchos virus se encuentran en las manos, al estornudar, toser…, y, sobretodo, evitar fumar delante de ellos.

La fisioterapia respiratoria es una solución natural, que ayuda a la eliminación de secreciones y a despejar las vías respiratorias, mejora la capacidad pulmonar en enfermedades crónicas (asma, EPOC) y en muchos casos evita complicaciones como fiebre, infecciones, hospitalizaciones, bajas laborales y escolares.

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

 

Comentarios

     

Pon tu comentario o pregunta.



*
Spray Nasal