FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PARA MEJORAR LA CONGESTIÓN NASAL

comentarios (0) 3,115




visitas

January 9, 2014

 

Estamos en las semanas más crudas del invierno. El frío, la lluvia, el viento o la nieve no nos dan tregua y como cada año con esta climatología también llegan los mocos. Los niños menores de 2 años son los que más los sufren puesto al no saber sonarse y se acumulan las secreciones y pueden provocar dificultad para respirar, fiebre, infecciones, neumonías, hospitalizaciones,…

Para ayudarles a eliminar estas secreciones mucosas, contamos con la ayuda de la fisioterapia respiratoria: facilita la expectoración, mejora la respiración y disminuye la cantidad de medicación, y, lo más importante, mejora la calidad de vida de los niños.

Está indicada siempre que haya acúmulo de secreciones, tos, ruidos en el pecho o pitidos. Lo más normal es que si el niño tiene mucho moco empiece a comer menos, se despierte por la noche, duerma peor, esté más cansado,…

Cuando el niño tiene moco solo en vías altas, como pasa en la mayoría de los casos, el fisioterapeuta enseñará a los padres a hacer lavados nasales por ejemplo con agua de mar, y con una sesión será suficiente. Si los mocos han bajado y están en el pulmón habrá que hacer varias sesiones para evitar complicaciones. Es muy importante que el fisioterapeuta ausculte al niño al inicio y al final de la sesión, para saber donde están esos mocos y aplicar unas técnicas u otras.

Sobre todo esta terapia beneficia a niños con problemas respiratorios, como congestión de vías altas,  bronquiolitis, bronquitis, neumonías, asma, niños prematuros (displasia broncopulmonar) o niños con hipersecreción bronquial.

También es muy importante que los padres aprendan a hacer lavados nasales ya que muchas veces así se puede prevenir que el moco baje al pecho o se vaya al oído provocando otitis o al ojo provocando conjuntivitis. Hay que dejar pasar 2 horas después de las comidas, porque no queremos que el niño vomite la comida, lo único que nos interesa es mover el moco y sacarlo.

Las técnicas para recuperar el bienestar respiratorio que se van a utilizar son diferentes, dependiendo de la zona del pulmón donde esté el moco utilizará unas u otras. Las personas que colaboran (padres), hacen los ejercicios que luego tendrán que repetir en casa y se les facilita material para que lo hagan por lo menos una vez al día.
Como higiene que podemos todos tener en cuenta en estos casos de acumulación de moco:

Beber agua abundante, hacer lavados nasales más a menudo, colocar el cabecero de la cama a 30º de inclinación para que respiren mejor, lavarnos las manos con frecuencia ya que muchos virus se encuentran en las manos, al estornudar, toser…, y, sobretodo, evitar fumar delante de ellos.

La fisioterapia respiratoria es una solución natural, que ayuda a la eliminación de secreciones y a despejar las vías respiratorias, mejora la capacidad pulmonar en enfermedades crónicas (asma, EPOC) y en muchos casos evita complicaciones como fiebre, infecciones, hospitalizaciones, bajas laborales y escolares.

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

 

REMEDIOS NATURALES PARA RESPIRAR MEJOR: EL EUCALIPTO

comentarios (0) 1,110




visitas

October 31, 2013

 

Seguramente os habéis fijado en que muchos productos que se utilizan para mejorar distintas afecciones respiratorias, llevan como componente eucalipto.

El eucalipto es un árbol que puede llegar a medir 60 metros y de él se utilizan tanto las hojas como su aceite esencial para elaborar remedios naturales para conseguir el bienestar respiratorio.

Tiene un característico olor balsámico que se utiliza tanto en aromaterapia por su parte emocional, como en afecciones respiratorias como catarros o bronquitis por su acción beneficiosa.

Sus propiedades son expectorantes y mucolíticas, propiedades que posee gracias a los aceites esenciales, sobre todo eucaliptol.

Además el eucalipto produce una relajación del músculo  bronquial (antiespasmódico), y tiene acción antiséptica.

Todas estas propiedades lo convierten en una buena arma para luchar contra resfriados y catarros.

Las presentaciones que podemos encontrar en la farmacia son muy prácticas: parches, sprays, caramelos…y ahora también con una pulsera con cerámica difusora que permite adaptarse a todas las muñecas y beneficiarse del eucalipto allí donde nos encontremos.

Por cierto, ¿sabéis que los koalas viven en estos árboles y se alimentan casi exclusivamente de hojas de eucalipto? ¡Comen tantas que los koalas huelen a caramelos para la garganta!

¿ERES DE LOS QUE SE RESFRÍAN MUCHO EN INVIERNO?

comentarios (0) 1,737




visitas

October 3, 2013

Al llegar este momento del año, en el que vamos cambiando la ropa, el calzado, los hábitos propios del verano por los más adecuados a temperaturas más bajas; nos encontramos también con un mayor número de microorganismos responsables de las patologías propias de la estación fría: gripes, catarros o resfriados. Si a esto le sumamos el esfuerzo necesario para la adaptación que tiene que sufrir nuestro cuerpo y nuestra mente a las nuevas condiciones, nos encontramos en muchas ocasiones con las defensas bajo mínimos; resulta que probablemente suframos un catarro, un resfriado…o varios en un breve espacio de tiempo.

¿Quiénes no tenemos en casa un familiar, o nosotros mismos, que esté con uno de estos procesos. Por ello más vale prevenir que curar, o al menos, si ya es tarde para eso; curarnos bien para evitar recaídas. Lo ideal es mantener las defensas fuertes para que los catarros no nos causen demasiado problema en caso de que aparezcan, o mejor aún: evitar su aparición!!

Por suerte existen nutrientes naturales que nos ayudarán en todas esas situaciones:

  • Vitamina C: contribuye a mantener en forma nuestro sistema inmune, nuestras defensas. Se puede incrementar su consumo a través de zumos de cítricos como las naranjas y vegetales de hoja verde. O solicitarlos en las farmacias en formas de comprimidos de vitamina C natural.
  • Vitaminas B6 y B12 también ayudan a reforzar nuestras defensas. Su fuente  natural son la alfalfa, las lentejas o el pescado para la B6; y pescado azul, almejas o queso parala vitamina B12. También existen suplementos en la farmacia que aportan estas vitaminas.
  • Zinc: es un mineral muy importante para mantener las defensas en correcto estado. Alimentos ricos en zinc son levadura de cerveza, legumbres, frutos secos o queso curado.
  • Vitaminas A y E: Aumentan la inmunidad de nuestro organismo. La primera podemos encontrarla sobre todo en vegetales de color naranja o amarillo comola zanahoria. LaEen aceites como el de germen de trigo.
  • Selenio: mineral antioxidante que también nos protege de los resfriados. Lo encontramos en ajo, cebolla y nueces.

 Y por último recordar unas normas para evitar contagios como son: evitar las acumulaciones de gente, evitar la exposición al humo del tabaco, ventilar la habitación diariamente, lavar adecuadamente las manos, abrigarse moderadamente y mantener una alimentación adecuada según lo dicho más arriba.

¿Quién dice ahora que del catarro no se libra?

 

Siguiente »

Spray Nasal