PLANTAS PARA RESPIRAR BIEN

comentarios (0) 2,727




visitas

December 12, 2013

 

Seguro que muchas veces hemos oído aquello de “no se pueden poner plantas en el dormitorio porque nos quitan el oxígeno”. Pues en realidad sí que se puede tener alguna planta en la habitación.

 Este mito de que “las plantas nos quitan oxígeno de noche”  se originó cuando se descubrió la función clorofílica (fotosíntesis), es decir, el proceso por el que las plantas de hoja verde durante el día inhalan dióxido de carbono y liberan oxígeno. De noche, sin luz solar, realizan el proceso contrario consumiendo oxígeno y liberando dióxido de carbono, es decir, respiran. Pero mucho más inhala nuestra pareja y no por eso le echamos de la habitación. Todos dormimos con alguien alguna vez y nunca nadie se ahogó por eso. Aunque como siempre en el exceso está el error, evitemos también el tener una frondosa jungla en la habitación.

Y no solo eso, las plantas actúan como filtros de aire. Durante el día producen oxígeno ayudando a renovar el aire de la casa. Además también son beneficiosas para la  filtración de toxinas, contaminantes y el propio CO2, incluso añaden humedad al aire y pueden ayudar a prevenir la piel seca y dolor de garganta durante el invierno.

 Las plantas no son malas para el bienestar respiratorio, a no ser que seas alérgico a su polen. Más bien al contrario nos ayudan a respirar un aire más limpio. Basta pensar en al placer de respirar en un bosque. Algunas purifican el aire y filtran alérgenos y sustancias contaminantes del aire como benceno, monóxido de carbono, formaldehído y tricloroetileno. Algunas incluso emiten sustancias que reducen los niveles de esporas de hongos y de bacterias en el aire. Si no tienes alergia al moho, puedes utilizar arecas, singonios, helechos, datileros, hiedra, poto, espatifilo, cintas y drácenas. Y el popular poto es muy útil, parece ser que donde hay uno el aire está mucho más limpio.

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

¿RESPIRAS POR LA NARIZ O POR LA BOCA?

comentarios (0) 2,073




visitas

November 28, 2013

 

Los expertos recomiendan inspirar por la nariz y espirar por la boca. Una de las ventajas de tomar el aire por vía nasal es que los gimnasios y otros lugares donde se hace deporte suelen acumular polvo, humedad y gérmenes, y la nariz hace mejor de filtro que la boca.

Cuando se corre al aire libre, sobre todo en invierno, también resulta más eficiente respirar por la nariz, porque, gracias a las mucosas de las fosas nasales, el aire llega más caliente a los pulmones que si se coge por la boca. En este caso, al estar más frío, puede resecar e irritar la garganta. En cambio, a la hora de espirar es mejor hacerlo por la boca, ya que aumenta la evaporación y se eliminan más fácilmente las toxinas.

A todos nos han dicho alguna vez que la respiración consta de dos fases: inspiración, que se debe de realizar por la nariz y espiración, que se realiza a través de la boca. Pues no es que haya una manera correcta de hacerlo, todo depende de la persona, la intensidad del ejercicio y el grado de entrenamiento.

En personas que no están habituadas a la práctica del delporte es posible que le cueste en un ejercicio de media intensidad respirar sólo por la boca.  El organismo necesita mucho oxígeno para mover los músculos y respirar por la nariz es insuficiente, de ahí que si se sienta la necesidad de inspirar y espirar mediante nariz y la boca de manera instintiva.

Es cierto que inspirar por la nariz aclimata y limpia el aire antes de llegar a los pulmones pero cuando a los músculos les falta energía poco le importa la temperatura del aire o las partículas que lleva, sólo quiere aire y más aire.

La respiración, como todo, es algo que aprendemos con la práctica, al igual que el resto de movimientos musculares. Un deportista entrenado conseguirá introducir mayor cantidad de aire de una sola bocanada y cansará menos sus músculos respiratorios .

Los jadeos en el proceso de respiración cuando estamos cansados también es algo normal. En deportistas noveles los expertos dicen que la pronta aparición del cansancio tiene que ver sobre todo con la fatiga de los músculos respiratorios, lo que desencadena que se altere el ciclo de la respiración, se consiga menos oxígeno y los músculos digan basta.

Por tanto con la norma de inspirar por la nariz y espirar por la boca no hay que ser demasiado estricto; se puede respirar como más a gusto se sienta uno. Con el tiempo la respiración se volverá más eficiente y beneficiará nuestra actividad física.

¡Y una curiosidad! Los bebés solo respiran por la nariz en condiciones normales. Como respirar por la nariz es más cómodo y sencillo, y además la nariz puede regular la humedad y la temperatura del aire inspirado y sirve de filtro para agentes nocivos, no tenemos que preocuparnos por el hecho de que el bebé respire de ese modo.

La preocupación viene si el bebé está congestionado, entonces tiene dificultades para oxigenarse y hay que hacer todo lo posible por limpiarle su nariz, para lo que resulta muy útil el agua de mar isotónica.

 

 

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

LOS BENEFICIOS DEL AGUA DEL MAR EN EL BIENESTAR RESPIRATORIO

comentarios (0) 1,573




visitas

June 28, 2013

 

Acabamos de estrenar verano y además por fin con buen tiempo en todo el territorio. A partir de ahora estaremos más tiempo en el exterior y, sobre todo, los que puedan permitírselo, pasarán más tiempo al lado del mar.

Al hacerlo tendremos muchos beneficios proporcionados por la propia agua del mar, por el clima marítimo y por el aire marino.

Esta acción terapéutica ha permitido que se desarrollen centros donde aplicar estos tratamientos con agua de mar a temperatura corporal. son los talasos, es decir, centros donde se aplica la talasoterapia. Comprende baños, duchas, piscinas,…

La riqueza del agua de mar en minerales como yodo, sodio, potasio, zinc, etc. permite utilizarla en personas con problemas musculares, articulares, circulatorios o respiratorios.

Y de esto nos beneficiamos en el centro de talasoterapia pero también con las estancias a la orilla del mar.

La propia agua de mar, y sus elementos vivos como algas o plancton tienen beneficios; pero además la humedad característica de las zonas marinas produce evaporación del agua de mar. Que carga el aire de gotas en suspensión de oligoelementos y de iones negativos.

Respirar el aire marino tiene efectos beneficiosos sobre el organismo porque estimula el sistema inmunitario, relaja y favorece la producción de serotonina.

Además al ser un ambiente húmedo, el efecto de los oligoelementos en suspensión, mejora catarros, sinusitis, afecciones de garganta, etc. manteniendo la hidratación de las mucosas.

Después de saber todo esto, ¿aún te resistirás a dar un paseo por la orilla del mar?

Siguiente »

Spray Nasal